miércoles, mayo 24, 2006

NI MADRE, NI MUJER, NI HIJOS: LA VIDA DEL ANARQUISTA "MAX STIRNER"



La vida interesante de ciertos pensadores realmente me apasionan. Dicen que el anarquista Max Stirner (Alemania, 1806-1856) cuyo nombre de pila era Johan Caspar Schmidt, durante el día se dedicaba a la enseñanza o educación de jóvenes burguesas y por la noche, clandestinamente, como ratón que merodea el basural, se reunía con el círculo de los “Libres”, una pléyade de "Librepensadores" que conspiraba contra la burguesía alemana causándole más de un dolor de cabeza. En dicho círculo vicioso se cocinaban panfletos que luego serían aventados al aire para que el rancio viento berlinés expandiera la peste incendiaria por toda Alemania.

Caso extraño el de Stirner, pese a la trifulca y a la pasión encendida de los habitúes de filudas lenguas, siempre permanecía como un gato solitario y calmado, sosteniendo en la boca un cigarrillo y con su ojo de pez que también se asemejaba al cañón de un rifle, concluía que no había mejor anarquía que la individual. Como todo gato no le gustaba la manada y siempre ponía cara de ratón que desconfía del queso que tiene trampa o veneno. Esta cachacienta actitud le valió unos versos burlones del ceniciento "Engels": Mirad a Stirner, miradlo, el tranquilo amigo de toda coacción”... “Por el momento bebe todavía su cerveza, pronto beberá sangre como si fuera agua”.... “ Cuando los otros lanzan su grito salvaje "abajo el rey", enseguida completa Stirner “Abajo también la Ley. En 1844 publica lo que sería su obra más importante “El único y su propiedad”.

Caso extraño el de Stirner, menudo pájaro nocturno, montó todo tipo de negocios y fracasó, lo cronistas más puntillosos y exquisitos de la época dicen que anduvo en la indigencia y que lo guardaron en la cárcel por deuda. No podía tener otro final que la soledad y el abandono pegada al pellejo, pero supurando siempre la genialidad que fue lo único que no le arrebataron. Murió en 1856 y a propósito de su fallecimiento el "Registro Civil" consignó lo siguiente: “ni madre, ni mujer, ni hijos.”

ALGUNAS PEPAS DEL PENSAMIENTO DE MAX STIRNER:

“Mi amor por el mundo es esta: no hago nada por “amor a Dios”; no hago nada por amor a los hombres; lo que hago es por amor a mí”

“Cuando en mi camino me tropiezo con el mundo –lo cual ocurre a cada paso-me lo trago para aplacar mi hambre de egoísmo. Tú no eres para mí otra cosa que mi comida, lo mismo que tú me comes y me tragas a mí. Entre nosotros no hay más que una relación: la del consumo, la utilización, el provecho.”

“El derecho es un estorbo, proviene de un espectro. Los hombres no se han hecho de nuevo “dueños” de la idea “derecho” que ellos mismo crearon. La criatura les ha tomado por la mano.

“La conducta del Estado es la violencia, y mientras el ejercicio de esta por parte del Estado la llama el mismo "Derecho", al ejercicio de la violencia del individuo le llama "delito". Si no hago lo que él quiere, el Estado dirige contra mí con todas sus fuerzas sus garras de león y sus uñas de águila. Pues es el rey de los animales, es león y es águila. Soy enemigo mortal del estado".
"¡¡La Iglesia y el Estado se han reservado el poder de vida y muerte; yo reclamo también el mío!!".
(Fuente: Libros: Ideario Anarquista y El único y su propiedad)

1 Comentarios:

Blogger No future dijo...

es cierto que eres un rabioso seguidor de la chuntaro style culture?

1:44 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal