martes, noviembre 20, 2007

De negra cuna.....(un caso más para leguleyos)

Como quien come un pop corn viendo una buena película, la semana pasada me he divertido siguiendo en TV el pleito de los “Tudela”, de Tudela y Barreda y los Tudela Van no se qué (que jodido apellido), padre e hijo, respectivamente. La vieja aristocracia limeña dándose de chavetazos como en quinta de quincha. Se agarran de las mechas, se pellizcan el pellejo, se patean a punta de juanetes, y salen en público desmelenados y con la carne dura como un charqui. El derecho en el Perú es bonito: para quitarle el billete al otro sólo se necesita armar un circo. Un bien montado circo que sea tan cómico como el de los hermanos fuentes gascas. Para ello se contrata al mejor estudio de abogados ( rodrigus, elius & medranus), digámoslo: se contrata al más ranqueado bucanero, y si hablan como español: mejor (oigan sino el hablar cantarín de ese muñeco de cera apellidado Lohman Luca de Tena, socio del estudiete de leguleyos). Los picapleitos encontrarán la fórmula y solucionarán la quimera de cómo coger la valija y salir airoso con las joyas, acciones, dinero, e inmuebles que el padre heredó del abolengo familiar (tarea fácil, por cierto, basta con un Juez con debilidades de gallinazo). La pelea de los Tudela, es un medidor de fuerzas para saber quien es más lobo. Quien es más criollo y más “José Antonio”, más “fina estampa” y más “yo también me llamo Perú con P de patria” y también “mamacona” (porlaputaqueteparió). Al fin y al cabo nuestra aristocracia siempre fue así: divertida, shik, inútil y gallina, y la única inteligencia que se le conoce por estos lares es para la carroña y el mercantilismo.

1 Comentarios:

Anonymous El Aleman dijo...

En efecto, mi querido Puñalón, la pelea de los Tudela refleja -con toda la magnificencia de su pobredumbre- los chavetazos, puntapiés y escupitajos que van y vienen en todos aquellos que pueblan "Ellos & Ellas"...

5:25 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal