jueves, octubre 12, 2006

EL GENIO DEL DESPRECIO: ALBERTO HIDALGO

“El genio del desprecio” fue la frase que alguna vez le acuñara el escritor Argentino Macedonio Fernández al poeta y panfletario Peruano Alberto Hidalgo, y que ha servido a Alvaro Sarco para efectos de titular así su nuevo libro. Este año la laboriosidad y entrega de Alvaro Sarco ha hecho posible la edición de un libro completo (lleno de muchas pesquisas) sobre el trabajo y legado del Poeta Hidalgo. Cabe agregar aquí que lo de Alvaro no solo es un meticuloso trabajo de ratón de biblioteca, sino también, y desde hace buen tiempo, una entregada labor de rescate a un escritor que los lame-culos de nuestra cultura oficial lo tenían en el olvido, en el choteo perpetuo, por haber sido justamente un escritor incomodo. Lo más interesante del libro es que recoge opiniones de la época de quienes querían a Hidalgo, pero también de quienes lo odiaban a muerte, amén de valiosos documentos que registran su huracanada pluma que expandía olor a pólvora, y de datos que hasta ahora eran desconocidos, como aquella en la que un grupo de escritores Argentinos* en 1957 lo propusieron para el premio Nobel de la Literatura. Aquí una muestra de su pluma:
“He sido, soy siempre, ante todo y sobre todo, un escritor beligerante. Me paso la vida preguntando contra qué o contra quién escribir”."La vida de un Libelista: he ahí un heroísmo verdadero”.“He aquí muchas páginas agresivas, violentas, rudas. Por ellas, como insultándome, se me ha llamado panfletario. Acepto el mote y lo agradezco. Es del “panfleto” de lo que suele hablarse con mas injusticia y menos conocimiento”“De todos los géneros Literarios, el panfleto es aquel que más sirve al hombre para reinvindicarse como Dios, para reasumir su jerarquía de Dios”.

“Los Libelos más horrendo que se hayan escrito jamás en cualquier lengua (.....)Estos pues, constituyen un sacrificio y son, además un óbolo, una limosna que caritativamente arrojo a mis enemigos, para que al fin tenga algo concreto, un trozo de carne en el que solazándose, como por un pretexto más o menos justificable, puedan hundir sus dientes y sus babas de perro.”
(De: Alberto Hidalgo, El Genio del Desprecio.)
*Alberto Hidalgo viviría en Argentina alrededor de 40 años (hasta su muerte) participando de toda la bohemia y las aventuras literarias de la época, asi como también en sus reyertas literarias. Fundó junto a Borges, el gran Macedonio Fernández,y Leopoldo Marechal, la Revista “Oral”. Y fue conspicuo colaborador de la revista "Martín Fierro".


1 Comentarios:

Blogger rosamaría dijo...

Mis felicitaciones a Álvaro Sarco por el rescate. La verdad,
sabía muy poco sobre Alberto Hidalgo (en los colegios no
nos enseñan nada sobre él) y ahora me entero que teníamos
a un gran poeta y panfletario escondido por ahí. Me pregunto
cuántos otros artistas estarán en el olvido por enfrentarse
a la "vacas sagradas" de la crítica. Ya veo que el tema del
ninguneo como arma de venganza de ciertas argollas, es una
enfermedad que viene desde hace mucho. Ojalá los que tengan
la energía y la paciencia para la investigación sigan por el
rumbo de la revalorización de los grandes marginados.

12:19 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal