miércoles, febrero 25, 2009

Sean Penn ¿contestario?
No todo tiene que ser perfecto. Sean Penn es un gran actor y merece todo los elogios del mundo, su actuación nos ha satisfecho en más de una película que siempre la recordaremos. Pero así como es un gran actor puede también padecer de cierta oligofrenia, tener, de pura burrada, una mala lectura de lo que sucede en Latinoamerica. Hemos visto al señor Sean Penn pasearse muy orondo por Cuba y pontificar al régimen de los Castro. Nadie dice que no visite Cuba, el turismo siempre es bueno, pero vamos: hablar bien de los Castro sí que lo pone en el altar de la estupidez. Sean Penn, que es pésimo actor siendo contestario, decidió ponerle fin a su carrera de periodista luego de que el medio donde publicaba llamara dictador a Hugo Chávez. Para el señor Penn Chávez no es un dictador, y lo mismo seguro pensará del régimen de los Castro. El señor Penn vive atorado de romanticismo barato, mientras camina libre por algunas callejuelas de los EEUU, vive cómodo, vocifera lo que piensa desde su balcón, elige libremente, verifica por internet sus jugosas cuentas bancarias y sus inversiones. No está mal, básteme decirle que algún día todas las víctimas de las dictaduras tropicales le agradecerán al Señor Penn por haber contribuido al mito altruista de esas dictaduras, aunque ese agradecimiento venga con un estruendoso: conchatumadre.

2 Comentarios:

Blogger Giordano Bruno dijo...

jajajajaja...muy bien dicho, señor Puñalón.
Sean Penn es un excelente actor (aunque prefería ver a Rourke como ganador del Oscar) pero un tonto útil de las satrapías latinoamericanas.
Por cierto, vaya tramitando su permiso, que el 09 de marzo le caigo por allá para bebernos la ciudad o comernos un chifa monse (usted decide).
Un abrazo.

1:33 p.m.  
Blogger El Puñalón dijo...

Ahí estaremos...

12:51 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal